Sabemos que hay momentos en los que, sentado en tu silla, miras tus apuntes, ellos te miran a ti… Y nada, no te cunde nada. Pasas por un montón de estados de ánimo: decepción, agobio, arrepentimiento… Y no, no solo te pasa a ti, esta es una de las situaciones que más personas sufren cuando deciden estudiar una oposición.

Por todos es sabido que mantener la concentración no es una tarea sencilla, y, hay días en los que resulta más complicado que otros. Además, se necesita práctica y esfuerzo constante. Hoy, para todos aquellos estudiantes que no son privilegiados, os traemos 3 formas que os ayudarán a sentaros y estudiar concentrados durante más tiempo.

1.- Seguir la técnica del time-boxing

La técnica del time-boxing es una de las más utilizadas en la gestión el tiempo. Principalmente consiste en marcar un tiempo máximo para alcanzar un objetivo previamente fijado.

Al utilizar esta novedosa técnica, lo que conseguimos es limitar el tiempo que dedicamos a una determinad tarea. Y, eso, a su vez, nos ayuda a priorizar nuestros objetivos. Seguro que muchas veces has oído a compañeros decir que “trabajan o estudian mejor bajo presión”, y es precisamente a esto a lo que se refieren. Esa sensación de urgencia nos ayuda a tomar decisiones y nos permite ser más ágiles.

Ojo, para que esta técnica funcione, nuestra recomendación es que defináis vuestros objetivos desde la técnica SMART, es decir, entre otras cosas que sean claros, realistas, medibles y alcanzables. No tiene sentido proponer cosas que no alcanzaremos ya que hará que nos frustremos mucho más.

2.- Técnica del time-blocking

Por otro lado, la técnica del time-blocking consiste básicamente en una técnica que nos ayuda a aumentar nuestra productividad. Nos permitirá planificar nuestro día de estudio / trabajo por adelantado.

Para llevarla a la práctica, dividimos el día en bloques de tiempo y dentro de cada uno de estos, estableceremos las tareas que vamos a realizar.

Para que esta técnica de gestión de tiempo y productividad funcione, será necesario que seamos lo más estrictos posibles y que la estimación del tiempo que nos ocupará una tarea sea lo más realista posible.

Junto a esto, es recomendable definir las tareas que mayor esfuerzo mental y físico nos suponen al principio del día, que es cuando pensamos con mayor claridad y somos capaces de tomar mejores decisiones.

3.- Evita ser un estudiante multitarea

Y, por último, aunque no se trata de una técnica en sí, es importante que sepamos que cuando somos estudiantes de oposición la multitarea que le llaman es contraproducente.

Es habitual que los estudiantes multitarea tengan mayores problemas para prestar atención o para interiorizar la información que intentan aprender. Por eso, no somos partidarios de utilizar este tipo de técnicas, sino más bien de definir tareas concretas y no alternar hasta finalizarlas.

Como habéis podido ver, son muchas las técnicas que pueden ayudarnos a organizar y planificar mejor nuestros tiempos de estudio para que sean lo más productivos posibles. ¿Cuáles son las que utilizas tu para no distraerte? ¿Conocías alguna de las anteriores?

Novedades y blog Oposita Justicia